No voy porque no me gusta la música que pasan

16 febrero, 2011 § 4 comentarios


Mi orgullo no me permite admitir la derrota. Sucumbí ante el fantasma llamado: “Se te van a caer las cachas“. Supongo que los troskos deben sentir lo mismo en el momento en el que se compran una Big Mac. Yo me siento así, con dolor.

La impunidad de mi frase “no voy porque no me gusta la música que pasan” hacia todos aquellos que me decían que debía abandonar la comodidad del sofá para mover el esqueleto en un gimnasio dejó de tener efecto.

Empecé a ir hace una semana, el primer efecto secundario fue caer por knock out en la cama. El dolor se hizo presente a la mañana. Esos músculos que disfrutaban de su sedentarismo fueron despertados por una nazi de la educación física. Todas las profesoras de gimnasia lo son, además de narcisistas y malvadas.

“Chicas: si mañana les duele todo el cuerpo sean felices, ¡es saludable!”, gritó una de ellas (siempre gritan) mientras sonaba Ricardo Arjona en una versión remixada.

Siempre me pregunté de dónde bajan esa música tan espantosa, creo que trataré de develar ese misterio en los próximos días. Mi teoría es que las profesoras de gimnasia, como las prostitutas, atrasan las modas una década.* Si para las trabajadoras de la yeca esto influye en las vestimentas, en las trabajadoras del sufrimiento muscular afecta el gusto musical. Ustedes qué creen?

* @_pastel inspire

Igual si volviera a sonar Olivia Newton John, las perdonaría (?)

Anuncios

§ 4 respuestas a No voy porque no me gusta la música que pasan

  • Natty dice:

    No piso un gimnasio ni loca! Andá a correr, me parece mucho màs terapéutico!!

    • Fernanda dice:

      No, si salgo a correr sola no hago ni media cuadra. La única manera de que corra es por el miedo.
      Necesito a alguien atrás con un látigo o que me quiera robar las zapatillas.
      Mi barrio es muy tranquilo y no conozco a ningún sadomasoquista, ergo, no corro.
      Gracias por comentar!
      Beso!

  • Eugenia dice:

    Tengo una amplia experiencia en las actividades de los gimnasios. He hecho Mix Latino, Taebo, Aeróbica, Localizada, Aero Kick Boxing, Step, Power Local, Latino, etc, etc. Se copan mucho con el latino, en los nombres de la actividad, parece que eso capta a las personas (¿?)
    El lunes, creo, empiezo con danza jazz. Comienzo a sospechar que soy adicta a las actividades chotas, tiene que haber algún grupo para recuperarse.
    Lo peor de todo, no es la música, ni los gritos de la profesora, el dolor de tus músculos, ver la producción de las pendejas para asistir a la clase. Lo peor es cuando la profesora, y algunas minas entradas en años, empiezan con los chistes de doble sentido.
    No sé si el la cantidad de endorfinas liberadas en el ejercicio pero, inevitablemente, sucede y luego se convierte en el gag repetido pero muy esperado.

    Sólo queda decir, que la fuerza este contigo…

    • Fernanda dice:

      Gracias Euge! Sabés que te acompañaría a ese grupo de rehabilitación de actividades chotas. Que tu plan sea ver series en Cuevana todo el sábado cuenta? Pero cómo me gusta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo No voy porque no me gusta la música que pasan en Décontracté.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: